Sierra Culebra + Sanabria 2017

Diciembre de 2017. Aprovechando el puente de la Constitución nos vamos a recorrer la Sierra de la Culebra y el Parque Natural del Lago de Sanabria, en la provincia de Zamora. La ruta en principio esta planteada como 80% asfalto / 20% pistas, aunque iré ofreciendo alternativas a lo largo de la crónica para evitar los tramos de tierra.

El campamento base lo montamos en el Parque Natural de Montesinho de Portugal, mas concretamente en el Parque de Campismo municipal de Bragança. El coste por noche para 2 personas con tienda y moto ronda los 10€. Pero eso sí, no esperemos grandes lujos, baños correctos y un bonito y relajante entorno a 4 kilómetros al norte de la ciudad de Bragança.

La ruta de tan solo 200 kilómetros es realizable en un solo día, aunque recomendable hacerlo en 2 si se van a realizar todas las visitas de esta crónica.

Vamos al lío, son las 10 de la mañana y el termómetro de la moto marca -3º, apretamos los dientes y emprendemos la marcha. El primer objetivo es estar a las 10.30h en el Centro del Lobo Ibérico de Robledo (Zamora), para llegar hasta al mismo nos encontramos con divertidas curvas y pintorescos pueblos del Parque Natural de Montesinho y la Sierra de la Culebra.

El Centro del Lobo Ibérico esta situado a unos kilómetros del pequeño pueblo de Robledo (Zamora), en plena Sierra de la Culebra. En el podemos encontrar información sobre la fauna y flora de la zona, además del plato estrella del centro, los miradores para observar lobos en ‘semi-libertad’. Este animal por instinto es muy esquivo con el ser humano, pero estos en concreto, al haber sido criados desde pequeños por los cuidadores del centro, parecen estar acostumbrados a las atentas miradas del público que los visita.

La entrada libre al recinto cuesta 6€, y 8€ con visita guiada. Para esta última modalidad, que es la que hicimos nosotros, es necesario reservar desde la web o por teléfono, y tiene una duración de aproximadamente 3 horas. Aunque realmente si solo queremos ver los lobos desde los citados miradores, podemos ahorrarnos la visita guiada y hacer el recorrido en aproximadamente 1 hora.

Vamos a por la primera pista del día, esta comienza unos kilómetros pasado Robledo por una rota y abandonada carretera dirección sur (justo aquí). La pista son casi 10 kilómetros de piedra suelta que en algunos tramos se hacen un poco duros si vamos con copitolo, pero si no queremos hacerla podemos dar un rodeo asfáltico por Folgoso de Carballeda hasta Sandín.

A un escaso kilómetro del comienzo de la pista nos encontramos a la izquierda con la abandonada estación de tren de Robledo, que aunque se encuentra bastante deteriorada por el paso del tiempo, es digna de una breve visita.

Volvemos a la pista principal y nos restan unos 9 kilómetros hasta Sandín con mucha piedra y poco paisaje. En la parte final nos encontramos a la izquierda con el embalse de Cernadilla, pero por desgracia casi ni se aprecia por la escasez de lluvias

Llegados a Sandín y terminada la pista, atravesaremos la presa del embalse de de Cernadilla buscando la N525 que nos llevará hasta el P.N. del Lago de Sanabria.

Una vez nos desviamos por la carretera que sube a la Laguna de los Peces nos vamos a encontrar con la Casa del Parque de Lago de Sanabria, donde podremos acceder gratuitamente si conservamos la entrada del Centro del Lobo Ibérico. Aunque no es una visita demasiado interesante, no podemos resistirnos a entrar de ‘pescuezo’, así somos los tiesos.

No tardamos mas de 10 minutos en volver a la moto, nos espera una bonita carretera de curvas y estamos impacientes. A medida que vamos ascendiendo hacia la Laguna de los Peces nos encontraremos varios miradores, los más destacados son el Mirador de los Peces (justo aquí), desde donde tenemos una bonita panorámica del Lago de Sanabria, y el mirador de la Forcadura (justo aquí). Esta carretera termina en un parking donde deberemos dejar la moto y andar unos 15-20 minutos si queremos tocar el agua de la laguna, nosotros nos conformamos con admirarla desde la descansada distancia.

Volvemos sobre nuestra rodada hasta el cruce con la ZA-104 que nos llevará hasta nuestro próximo destino, el antiguo pueblo de Ribadelago, protagonista de esta desgraciada catástrofe a finales de 50. Por el camino iremos bordeando el Lago de Sanabria, encontrándonos varias ‘playas’ donde merece la pena parar para admirar la belleza del lago y su entorno.

De nuevo, en Ribadelago Viejo, nos encontramos una carretera sin salida. Toca volver por el mismo camino y acabar adentrándonos en la empedrada población de Puebla de Sanabria. Recomendable buscar el aparcamiento que tenemos en la Plaza Mayor del pueblo (justo aquí), y desde este punto realizar un recorrido a nuestro antojo por las bonitas calles que nos rodean. En nuestro caso, que no íbamos sobrados de tiempo, dimos un paseo por los miradores del río Tera (al este del aparcamiento) y visitamos el Castillo de los Condes de Benavente por 3€ por cabeza.

Después de aproximadamente una hora de turismo a pie nos enfrentamos al último tramo de curvas que nos espera en la ruta, partimos desde Puebla de Sanabria hacia Bragança por la divertida ZA-925 y N103-7 en territorio Luso.

Una vez en Bragança, y para finalizar la ruta, tenemos una visita muy recomendada. El Castelo de Bragança y su interesante museo militar por 3€ la entrada. A unos metros del mismo también nos encontramos con una curiosa construcción de la época romana, el Domus Municipalis.

          En el tintero

Por desgracia, debido al clima que nos acompañó, tuvimos que dejar varios puntos en el tintero. A continuación hago una breve descripción de cada uno de ellos, teniendo en cuenta que la información proviene de Internet y no de la experiencia propia. En el mapa del final de la entrada podéis ver la localización de cada uno de ellos.

  • Alto de San Juan: Un alto a 1416m que ofrece una panorámica de toda la región de Sanabria, incluso podemos divisar el P.N. de Montesinho en Portugal. El acceso se hace desde la población de San Juan de la Cuesta, y en esta web podéis encontrar mas información.
  • Curro de los lobos: Antigua trampa para lobos que encontramos junto a la carretera de la pequeña población de Barjacoba, y según he leído el estado de conservación es bastante bueno. Aquí mas información.
  • Embalse Vega de Tera: La presa de este embalse es la protagonista de la catástrofe de Ribadelago Viejo. A través de una pista que parte antes de llegar a Porto de Sanabría, podemos llegar hasta la misma, pasando también junto al embalse de Cárdenas. A ciencia cierta no conozco el estado del firme, pero en alguna foto que he visto no parece estar en muy mal estado.


Descargar track en GPX

2 comentarios

Deja un comentario