(E11) Descanso en Venecia

Nuestro segundo y último día de descanso en este viaje lo dedicamos a hacer un poco de turismo por Venecia. Frente al Camping Venezia, donde estábamos acampados, teníamos una parada de autobús que nos llevó hasta la Piazzale Roma. Allí mismo tenemos la parada del Vaporetto, donde por 4€ cada uno compramos unos billetes sólo de ida para la Plaza San Marcos.

Llegados a esta plaza, rodeada de majestuosos edificios, ya me dí cuenta que esta ciudad no iba conmigo, al menos en temporada alta. No puedo negar que es bonita, que tiene un encanto especial con sus estrechos callejones y sus transitados canales. Pero la abusiva explotación turística me hizo perder el interés a los pocos minutos de estar allí. Tiendas de souvenirs a cada paso, calles abarrotadas de gente allá donde fueras, colas interminables en la entrada de cada iglesia, museo, e incluso para hacerse una foto frente a cualquier estampa.

Llegada la hora de comer, y un poco asustados con los desorbitados precios de los restaurantes en Venecia, tiramos de tripadvisor. Gracias a él encontramos un pequeño rinconcito muy ‘apañao’, con pizzas y pasta muy ricas a un precio más que asequible. El único “pero” es que hay que comer de pie en unas pequeñas barras de las que dispone en local, o también preparado para llevar.

We Love Italy (Venecia)
We Love Italy (Venecia)

Con el estomago lleno y bien agradecido volvimos dando un paseo a pie hasta la Plaza Roma de nuevo, donde volvimos a coger el bus para llegar al camping. Tocaba un poco de relax después de tanto estrés y bullicio. Por 2,5€ cada uno, Patri y yo nos pegamos el resto de la tarde disfrutando de la paz que encontramos en la deshabitada piscina climatizada.

Deja un comentario