(E12) Venecia a Brescia

Unos meses antes del viaje, durante el fin de semana del GP de Jerez, conocí a un gran tipo llamado Antonio Hernandez, de Automatic Choice. Como representante de Pakelo Lubricants, y tras hablarle de nuestro viaje a Los Alpes, nos propuso una visita a sus laboratorios centrales en San Bonifacio (Italia). Y como no podía ser de otra manera, aceptamos la oferta encantados.

Terminada la visita, nuestros amables guías de Pakelo nos llevaron a almorzar al Special Mr. Martini en Verona (Italia). Taller de motos, concesionario y restaurante, todo a la vez. Un híbrido con una decoración muy cuidada, donde no dejamos de sorprendernos con cada detalle que nos encontramos.

Antes de abandonar Verona, nos pasamos a ver que se cocía por la Casa di Giulietta. Donde según cuenta la historia vivió la protagonista de la obra de Shakespeare ‘Romeo y Julieta‘. Lo que me resultó más curioso de aquello, es que aún a sabiendas de que el balcón es una obra reciente del siglo pasado, no dejaba de ser la mayor atracción turística del lugar.

Ahora sí, por fin volvemos a la carretera y a los preciosos paisajes del norte de Italia. Bordeamos el Lago di Gardapor la transitada carretera que lo acompaña por su lado este. Hacía un calor que no veíamos el momento de pegarnos un baño en este lago, pero los lugareños nos recomendaron que fuéramos mejor a uno que había un poco más al norte, el Lago di Tenno. Mucho menos turístico y saturado, pudimos disfrutar en él de nuestro ansiado chapuzón.

Para terminar el día nos adentramos en una de las carreteras más increíbles que recorrimos en este viaje. La famosa Strada della Forra, en Tremosine. Esta carretera atraviesa literalmente la montaña por su interior. Con un estrecho y tenebroso recorrido, nos hizo pararnos en más de una ocasión para recrearnos con sus impresionantes paredes de roca.

Llegando a Brescia, nuestro destino del día, me llaman desde Booking para decirme que el hotel al que estamos apunto de llegar ha tenido que cancelar nuestra reserva. A pesar de lo mal que me sentó en aquel momento lo precipitado de la anulación, tengo que reconocer que nos solucionaron la papeleta en menos de 5 minutos con otro alojamiento de similares características en la misma ciudad. Hotel Della Volta, 50€ habitación doble con desayuno. El único “pero” fue tener que dejar las motos en la calle, frente a un polígono en una zona de la ciudad con no muy buena pinta. Menos mal que desde la ventana de la habitación se podían controlar y eso nos dio algo de paz para poder descansar.



Descargar track en GPX

Deja un comentario