(E05) Croacia a Bosnia

Comenzamos la jornada madrugando para evitar el tráfico de Croacia, a las 8 de la mañana ya estamos de nuevo en la carretera. El plan de hoy es llegar hasta Sarajevo recorriendo la Costa Dálmata y entrando a Bosnia por la frontera de Metkovic, parando en el Monasterio de Blagaj y en el Puente de Mostar. La verdad es que esto de entrar a un país, que hace escasos 20 años ha sufrido tan terrible guerra, nos produce cierta incertidumbre. Pero bueno, allá vamos, comencemos la crónica de este día por el principio.

Empezamos a rodar por la misma carretera que ayer nos llevó hasta Split, la Jadranska Magistrala que va bordeando el Adriático, hoy dirección Dubrovnik. Pensábamos que el madrugar nos premiaría con el tráfico, pero nada más lejos de la realidad, las primeras travesías se hacen insufribles.

A pesar de ello, nos reafirmamos en que lo más divertido y bonito de esta carretera comienza en Sibenik, y a medida que avanzamos hacia el sur va mejorando aún más. Las curvas y el buen asfalto, van agradablemente acompañados del Mar Adriático a nuestra derecha y los Alpes Dináricos a la izquierda.

Pasado Makarska, aún en Croacia, nos desviamos por la D512 (justo aquí) con la idea de subir al monte Sveti Jure (1762m). Nos encontramos con una barrera (justo aquí) donde se nos pide un peaje de 50 kunas (unos 7€) por cabeza para poder disfrutar de la carretera más alta del país. No es que sea una fortuna, pero andamos ya demasiado quemados de pagar hasta por respirar en la turística y saturada costa de Croacia, así que con los ceños bien fruncidos nos damos media vuelta y continuamos con nuestro camino. Para volver a la costa lo hacemos por una pequeña carretera que termina en Podgora.

Retomamos la transitada y divertida Jadranska Magistrala hasta el delta del río Neretva. Desde aquí nos alejamos de la costa por la D9 hacia Metkovic, pequeño pueblo fronterizo de Croacia con Bosnia. Nuestro querido Garmin, por iniciativa propia, se dedicó a callejearnos por el centro del pueblo para agilizar el cambio de país evitando la frontera. Lo único que vemos antes de los primeros carteles bosnios, son unas viejas y abandonadas garitas militares, que seguramente sirvieron en el pasado para controlar mas exhaustivamente el transito entre estos dos paises.

Ya estamos en Bosnia, el asfalto ha empeorado un poco, pero no demasiado. La carretera E-73 se hace divertida acompañando al río Neretva entre verdes paisajes. Nuestra primera parada es en la pequeña población de Blagaj, donde nos encontramos con un coqueto monasterio junto al nacimiento del río Buna. La estampa es de categoría, pero por desgracia para nosotros, con muchos más turistas de los que nos esperabamos. Conseguir encontrar un pequeño hueco para aparcar la moto nos lleva un buen rato. Un euro para al simpático ‘bosnio-gorrilla’, cruzamos el puente y empezamos a buscar el sendero tras los restaurantes que nos llevará hasta la panorámica que andamos buscando (justo aquí).

Salimos de Blagaj buscando de nuevo la E-73 que a pocos kilómetros nos lleva hasta nuestro próximo destino, Mostar. Llegando a esta ciudad ya empezamos a ser conscientes de la magnitud que tuvo la guerra de Bosnia en el país. Los restos de metralla en los edificios son un decorado constante en el paisaje, cantidad de casas aún derruidas y enormes cementerios por todos lados, muchísimos cementerios, judíos, cristianos y musulmanes. La pobreza resalta mucho, si comparamos por ejemplo con la Croacia vecina, aquí el nivel de vida es bastante más humilde. Aunque esto último, agraciadamente para los que estamos de paso, suele llevar una relación directa con la simpatía y hospitalidad de su gente, al menos esa es la percepción personal que hemos tenido en cada viaje.

Ya en Mostar, vamos en busca de un buen lugar desde donde apreciar su famoso puente (Stari Mostar) sobre el río Neretva. Encontramos un parking (justo aquí) donde un simpático bosnio nos lleva 1€ por quedarse al cuidado de nuestra Blanquita, y a escasos 50 metros del mismo, un callejón que nos lleva hasta justo el sitio que andábamos buscando (justo aquí).

Volvemos a la E-73 dirección Sarajevo, continuamos acompañando al río Neretva y el camino no deja de sorprendernos con preciosos paisajes entre altos cañones. A pesar del tráfico, es una pasada este tramo de la ruta.

Una vez en la capital del país, nos cuesta un poco llegar hasta nuestro alojamiento para las dos próximas noches, el Camping Sarajevo. Pequeño y en un bonito entorno, se encuentra en las afueras, a escasos 15 minutos en moto del centro de la ciudad, con un dueño muy atento, servicios nuevoscerveza bien fría a 1€ la lata de medio litro. ¿Que mas podemos pedir? Ah sí, que sea baratito, y lo es… 16€ por 2 personas, tienda y moto.


   Gastos del día

  • Supermercado … 20,50€
  • Parking Blagaj + Mostar … 2€
  • Tabaco en Croacia (Marlboro) … 3,08€
  • Gasolina en Croacia … 18,67€ (1,29€/L)
  • Lata cerveza 0,5L en camping … 1€
  • Lavadora en camping … 3€
  • Camping Sarajevo … 16€

Total …… 64,25€



Descargar track en GPX

Un comentario

Deja un comentario