(E10) Marrakech a Jerez

Último día de viaje, nos esperaban mas de 700 aburridos kilómetros de autopista hasta casa. Desayunamos a primera hora de la mañana en el Hotel Tazi de Marrakech y continuamos la marcha para estar a las 15.00h en el puerto de Tanger-Med.

Tras unos cuantos de cientos de kilómetros de autopista llegamos a la hora prevista al puerto de Tanger-MED. Nos vamos a la oficina de Transmediterranea y sacamos los billetes para el ferry de las 16.00h.

Entramos a la frontera. Primero entregamos pasaporte y la ficha del visado que nos dieron al sacar los billetes ya rellena. A continuación toca el documento de la importación del vehículo que traíamos ya sellado desde la frontera del Sáhara Occidental. Nos da paso la policía para saltarnos la cola de los Rayos X, ya que en esta frontera no pasan las motos por la máquina. Y finalmente nos situamos al principio de la cola de espera para embarcar en el ferry.


Tras 4 horas de retraso conseguimos embarcar en el que sería el ferry mas abarrotado que habíamos conocido hasta la fecha. Lógico, era el último domingo de Semana Santa y se habían juntado dos pasajes en en uno. Había al menos 30 motos amarradas en la bodega.


Cogimos asientos en primera fila y disfrutamos del atardecer en el estrecho. Mientras, el ferry poco a poco empezaba a convertirse en un hervidero con cientos de personas cabreadas rellenando hojas de reclamaciones por los daños colaterales del retraso.


Sobre las 23.30h, con la hora correspondiente ya adelantada, salíamos lo más rápido posible del puerto de Algeciras. Y por fin, poco después de la media noche, nos estábamos tomando en Jerez la cerveza que ponía punto y final a nuestra aventura.



Descargar track en GPX

4 comentarios

  1. El problema creo que podría estar en atravesar Mauritania. Como explico en la cronica de los días que bajamos, la carretera en gran parte es bastante mala con muchos tramos que pasa a ser pista con arena y piedras, como el tramo sin asfaltar de 'tierra de nadie'. La pista de Diama también puede ser una odisea para una moto de carretera. Aunque con mas tiempo que nosotros, pasando por Rosso y con una buena dosis de paciencia con los tramos arenosos seguro que poder se puede.

Deja un comentario